Cerrar
viernes 06 de agosto 2021

Condenan a prisión a empresario que abrió una cuenta falsa en Twitter para insultar a su exesposa

La cuenta falsa y la ocultación de sus ingresos han sido determinantes para la decisión de la justicia.

Un empresario español fue condenado a prisión debido a una acumulación de impagos de pensión de alimentos de sus hijas a su exesposa, sumado a la creación de una cuenta falsa de Twitter para insultarla.

El acusado ocultó sus ingresos tras haber acordado con su anterior pareja en 2017 aplazar los pagos que debía en seis años. La cifra llegaba a los 13.000 euros. Solo abonó la primera parte, y desde el 2018 su exmujer volvió a reclamar al juzgado la actuación en su contra.

Ahora, empresario tendrá que ingresar 45 días en prisión según ha dictado el Juzgado de lo Penal número 14 de Sevilla. Para la resolución ha sido determinante la ocultación de ingresos que ha ido realizando en estos años y la creación de una cuenta falsa de Twitter, simulando ser el directivo de una “asociación de padres divorciados” para insultar a la mujer.

“Qué puto bicho eres”, “suerte, puto bicho”, eran algunos de los mensajes que recibía la víctima procedentes de esta cuenta. La investigación logró determinar que era él quien manejaba esa cuenta porque se siguió a sí mismo en su cuenta personal, publica 20 Minutos. 

El juzgado asegura que no hay “pronóstico favorable de reinserción”, lo que impide la concesión del “beneficio de suspensión de la pena privativa de libertad”.

La sentencia concluye que el acusado tiene que ser condenado por “no haber mostrado ningún esfuerzo reparador desde que se dictó la sentencia condenatoria”, y tampoco hay “embargos trabados sobre su patrimonio o existan otras deudas pendientes que justifiquen dejar de atender las obligaciones derivadas de su condena y que como progenitor le corresponden”.

Por otro lado, el empresario ya acumula cinco condenas anteriores por amenazas, estafa, apropiación indebida, injurias y vejaciones, además de tener pendientes otros seis juicios por violencia machista y delitos económicos.

Foto: Shuttertsock.