jueves 22 de julio 2021

Condenan a más de 10 años de prisión a un farmacéutico responsable de causar un brote mortal de meningitis

La Justicia había ya incrementado la sentencia de otro inculpado, el cofundador de la compañía New England Compounding Center, cuyos insalubres medicamentos provocaron más de 100 muertes por esa enfermedad.

Un exfarmacéutico de Massachusetts (EE.UU.), que había sido ya condenado por su responsabilidad en un brote de meningitis que mató a más de 100 personas y enfermó a otros cientos en diversos estados hace casi una década, deberá ahora permanecer más años encarcelado, luego de que este miércoles se impusiera en los tribunales la apelación de los fiscales, que exigían castigos más severos contra los responsables, informa AP.

Glenn Chin, quien se desempeñó como supervisor en la ahora extinta compañía farmacéutica New England Compounding Center (NECC), fue sentenciado a 10,5 años de prisión en su juicio de segunda instancia, tras ser anulada su condena inicial de ocho años.

El dictamen judicial se produce dos semanas después que al cofundador de la compañía, Barry Cadden, también le aumentaran la pena, de 9 a 14,5 años en prisión. La fiscalía había pedido una nueva sentencia de más de 17 años para ambos hombres, que fueron ya antes condenados por fraude y otros delitos relacionados con un brote de meningitis fúngica que enfermó a cerca de 800 personas, de las cuales más de 100 murieron.

Las investigaciones determinaron que el brote, que tuvo lugar en 2012, se originó a partir de los esteroides contaminados con moho que NECC, con sede en la ciudad de Framingham, produjo en condiciones de insalubridad e inseguridad, para luego venderlos a hospitales y clínicas a nivel nacional.

Los fiscales describieron a Chin como un empleado insensible, a quien no le importó que se emplearan métodos de producción inseguros con tal de impulsar la productividad y las ganancias. Sostuvieron que ordenó al personal que se enviaran lotes sin revisar, permitió que se usaran ingredientes vencidos y que se falsificaran los registros de limpieza, ignorando el moho y las bacterias que proliferaban en un área que debía ser estéril.

Por su parte, Chin, dirigiéndose a las familias de las víctimas, admitió sus errores y pidió disculpas a todos, asegurando que “nunca tuvo la intención de hacerle daño a nadie”.

La justicia también ordenó que Chin y Cadden paguen 82 millones de dólares en restitución a las víctimas, además de entregar 473.584 dólares al Estado, recoge Reuters. Si bien ambos hombres fueron absueltos de los cargos de asesinato en segundo grado por la muerte de 25 pacientes en Massachusetts, aún están a la espera de juicio por asesinato en el estado de Michigan, uno de los más afectados por el brote.

En vivo

Programación completa
Cerrar