miércoles 25 de noviembre 2020

¿Cómo Singapur pasó de tener la mayor cantidad de casos de Covid al sudeste asiático a no tener casos locales?

Los únicos contagios reportados en los últimos 14 días son de personas llegadas del extranjero y que han sido aisladas de inmediato.

Singapur anunció que no registró casos locales de covid-19 en el país por primera vez desde que comenzó el brote a principios de este año.

La ciudad-estado, que en el peor momento de la pandemia tuvo la tasa de contagios más alta en el sudeste asiático, prácticamente erradicó el virus tras no reportar nuevos casos en los últimos 14 días y eliminar el último foco de infección en un dormitorio de trabajadores.

Los hacinados dormitorios para trabajadores jóvenes con salarios bajos, principalmente de Bangladesh, India y China, habían sido la principal causa del aumento de casos en el país a principios de este año.

Si bien Singapur ha informado cero casos de transmisión local durante dos semanas, ha habido un goteo de personas infectadas que llegan del extranjero y que han sido aisladas de inmediato, según las autoridades.

Singapur fue uno de los primeros países en notificar un caso de covid-19 fuera de China, donde apareció el virus por primera vez. Ha registrado más de 58.000 casos, pero casi todos se han recuperado y su tasa de mortalidad es la más baja a nivel mundial, con apenas 28 muertes.

La gran mayoría de los casos de Singapur se produjeron en dormitorios. Las autoridades impusieron cuarentenas estrictas en las instalaciones, lo que generó críticas de grupos de derechos humanos. Pero todavía se necesitaron muchos meses para sofocar los focos allí incluso cuando los casos en la comunidad en general se mantuvieron bajos.

Trabajadores de Bangladesh, India y China miran por sus balcones durante la distribución de alimentos en el dormitorio de Punggol S-11, que se convirtió en una instalación de aislamiento después de que se registró allí un foco de covid-19 (REUTERS / Edgar Su)

El martes marcó la primera vez que Singapur dijo que no tenía grupos activos de infección en la isla desde el inicio del brote.

Cuando las infecciones diarias alcanzaron su punto máximo en abril, la ciudad-estado tuvo la mayoría de los casos de la enfermedad en el sudeste asiático. Desde entonces, los casos en Indonesia y Filipinas han superado con creces sus cifras.

Singapur tuvo que imponer un bloqueo de dos meses para frenar la propagación de la enfermedad en abril. Si bien la vida ha vuelto a la relativa normalidad desde entonces, el uso de máscaras es obligatorio, existen estrictas reglas de distanciamiento social y las fronteras de la isla permanecen en gran parte cerradas.

(Con información de Reuters y AFP)

En vivo

Programación completa