Descarga Repretel Play

lunes 06 de noviembre 2017

Ciclista que hizo una seña obscena a Trump pierde su trabajo

Juli Briskman no lo pensó dos veces antes de mostrarle el dedo medio a la caravana presidencial.

“Me adelantó (la caravana presidencial) y mi sangre empezó a hervir”, contó Juli Briskman, madre soltera de dos hijos, al portal HuffPost.

La mujer de 50 años, demócrata, le hizo un gesto obsceno al convoy en el que viajaba el presidente Donald Trump, cuando ella transitaba a bordo de su bicicleta cerca de uno de los campos de golf del mandatario.

La señal fue captada por Brendan Smialowski, un fotógrafo encargado de cubrir la Casa Blanca, quien iba en uno de los vehículos que formaban la caravana.

La imagen se hizo viral en las redes sociales, pero terminó por costarle el trabajo a Briskman.

El mandatario se dirigía al Club de Golf Nacional Trump, situado cerca del río Potomac, a unos 40 kilómetros al noroeste de la Casa Blanca.

“Nunca sabes lo que vas a ver. Nunca sabes lo que va a pasar”, contó Smialowski, que ese día iba cámara en mano. “Parecía que (Briskman) sabía exactamente quién iba dentro de esos automóviles”, apuntó.

Pero cuando la fotografía inundó la web y todas las cadenas de televisión comenzaron a publicarla, Briskman se reconoció enseguida. Orgullosa, la usó como imagen de perfil en sus cuentas de Facebook y Twitter.

Pero los responsables de la empresa en la que trabajaba, la constructora Akima LLC, que colabora con el gobierno y el Ejército de Estados Unidos, no apoyaron el gesto.

Tres días después, Briskman fue despedida.“Dijeron: 'nos desvinculamos de ti'”, relató la mujer, quien sigue utilizando la fotografía como imagen en Twitter.

 

Cerrar