martes 01 de marzo 2022

CCSS urge a padres de familia y encargados a que mantengan al día esquema de vacunación de niños

CCSS posee disponibles dosis de vacunas que conforman esquema básico.

Equipos técnicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) urgieron a los padres de familia y encargados a que mantengan al día el esquema básico de vacunación de los niños, principalmente, en los de 2 años o menos.

“Las vacunas salvan vidas, pues constituye la mejor estrategia para disminuir la aparición de enfermedades inmunoprevenibles como el sarampión, la rubéola, las paperas, la difteria, el tétano, la tosferina y la enfermedad neumocócica. Si no se cumple con los esquemas de vacunación se pone en riesgo la población no vacunada y sus contactos, por eso todos deben estar vacunados de acuerdo con el esquema correspondiente”, aseguró la doctora Leandra Abarca Gómez de Vigilancia Epidemiológica de la institución.

La doctora agregó que el país y el mundo han realizado esfuerzos durante muchos años para invertir en esta estrategia de salud pública, una de las más costo-efectivas en prevención de enfermedad, al lado del lavado frecuente de manos con agua y jabón.

“Las vacunas en los niños menores de dos años nos permiten evitar, controlar y prevenir enfermedades que, hasta el momento, se han logrado disminuir gracias a esta estrategia. No podemos bajar la guardia. La CCSS tiene las vacunas necesarias para aplicarlas por lo que padres de familia y encargados pueden llevarlos a los establecimientos de salud para que las reciban y así evitemos la reaparición de enfermedades que afectan no solo a nivel individual sino también a nivel colectivo”, agregó la especialista.

El esquema básico de vacunación en nuestro país incluye:

VACUNA                

BCG (tuberculosis): se aplica a recién nacido. No requiere refuerzo. 

Hepatitis B (VHB): se aplica a recién nacido a los 2 y 6 meses. No requiere refuerzo. 

Pentavalente (difteria, tétanos, tosferina, hepatitis B e influenza tipo B): se aplica a los 2, 4 y 6 meses. Refuerzo a los 15 meses.

Neumococo 13v (protege contra 13 tipos de bacterias que causan enfermedades neumocócicas): se aplica a los 2 y 4 meses. Refuerzo a los 15 meses.

Rotavirus: se aplica a los 2 y 4 meses. No requiere refuerzo. 

Sarampión, rubéola y parotiditis (SRP): Se aplica a los 15 meses. Refuerzo a los 4 años

Varicela: se aplica a los.15 meses     

Tetravalente (difteria, tétanos, tosferina y poliomielitis):se aplica a los 4 años

DT (difteria, tétanos): Se aplica a los 10 años y cada 10 años.

Virus Papiloma Humano (VPH): 10 años primera dosis y 6 meses después la segunda dosis. No requiere refuerzo. 

Sin embargo, a pesar de la disponibilidad de estos biológicos, datos de la institución muestran que las coberturas de vacunación correspondientes al esquema básico general mostraron un descenso en 2021 en relación con los indicadores de los años 2019 y 2020.

Según el análisis estadístico realizado por el área de Vigilancia Epidemiológica, a partir de los registros del Sistema de Vacunas (SISVAC) con cierre al 31 de diciembre de 2021, las coberturas de todas las vacunas que forman parte del esquema básico de vacunación mostraron un descenso.

Por ejemplo, la vacuna pentavalente, que protege contra a los niños contra la difteria, el tétanos, la tosferina, la poliomielitis y la Haemophilus influenzae tipo B tuvo una cobertura de aplicación de 92,2% durante el 2021, cifra que está por debajo de la cobertura registrada durante 2020 (95,6%) y en 2019 (94,6%).

La vacuna contra la hepatitis B es la que mostró el mayor descenso en el porcentaje de cobertura con una disminución de 13 puntos porcentuales, pues pasó de un 100% en 2020 a un 87,4% en 2021. Incluso esta vacuna había mostrado una cobertura de 96,2% durante 2019.

En el caso de la vacuna contra el neumococo esta registró una cobertura de 87,1% en 2021; cifra 10 puntos porcentuales por debajo de lo alcanzado en 2020 (97,1%) y ocho por debajo del indicador de 2019 (95,1%). Esta vacuna disminuye el riesgo de enfermedad neumocócica que es provocada por bacterias neumococo, que pueden causar muchos tipos de enfermedades, incluyendo neumonía, la cual es una infección de los pulmones.

Por su parte, la vacuna contra sarampión, rubéola y parotiditis (paperas) también mostró un descenso en la cobertura de aplicación durante 2021, pues pasó de 95,1% en 2019 y 96,2% en 2020 a un 88,8% durante 2021.

Finalmente, la cobertura de la vacuna contra el rotavirus disminuyó de un 98% en 2020 a un 85% en 2021.

La única excepción registrada durante 2021 se presentó con la vacuna contra la varicela que para el año anterior mostró una cobertura de 94,1%, cifra que evidenció un aumentó en relación con el 92,8% que mantuvo tanto en 2019 como en 2020.

Vacuna              2019            2020             2021

Pentavalente     94,60%     95,60%      92,20%

Hepatitis B       96,20%      100%      87,40%

Neumocócica  conjugada        95,10%     97,10%      87,10%

Varicela           92,80%       92,80%         94,10%

Sarampión/Rubéola /Parotiditis        95,10%     96,20%     88,80%

Rotavirus                             98%     85,00%

En Costa Rica, la protección de los niños con las vacunas que forman parte del esquema básico es gratuita y obligatoria, por lo que las funcionarias de la CCSS urgieron a los padres de familia y encargados legales a cumplir con su responsabilidad de velar por el bien superior del niño.

La doctora Abarca recordó a la población que la CCSS cuenta con inventario suficiente de todas las vacunas del esquema básico general por lo que los padres de familia y encargados solo deben coordinar en el área de salud respectiva para que los niños puedan recibirlas.