martes 21 de diciembre 2021

Autoridades piden a la población extremar medidas sanitarias durante fin y principio de año

Semana epidemiológica #50 cerró con 572 casos, 10 contagios más que la semana previa.

Después de 11 semanas consecutivas con disminución en el número de contagios por COVID-19, el país presentó un leve incremento en nivel de contagio. Durante la semana del 12 al 18 de diciembre se presentaron 572 casos, un total de 10 contagios más que los reportados del 5 al 11 de diciembre.

 Si bien el contagio presentó un incremento leve del 1,8%, las autoridades lo ven como un dato de cuidado que se suma a la llegada de la variante Ómicron y a la mayor movilización de la población durante fin y principio de año.

 “El incremento que se presentó la semana no debe de alarmarnos sino que nos llama a replantearnos como debemos y podemos celebrar Navidad y Año Nuevo con nuestros seres queridos, sin exponernos de manera innecesaria. Si bien en nuestro país las últimas semanas la evolución de la pandemia ha sido positiva, en muchos otros países los rebrotes ha llevado a nuevos picos de contagio, en algunos casos los más altos de la pandemia, y no deseamos que eso pase en Costa Rica ”, comentó Alexander Solís, presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencia (CNE).

Con el registro de los primeros cuatro casos de la variante Ómicron en el país, los especialistas mantendrán el monitoreo constante para conocer la evolución y potencial afectación en los niveles de contagio. Actualmente, Ómicron es la variante dominante en Estados Unidos y de acuerdo con la Unión Europea, a mediados de enero también lo será en ese continente, lo cual ha llevado a países como Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Irlanda y Países Bajos a tomar medidas más restrictivas como confinamientos, cierres de establecimientos  cancelación de eventos masivos durante diciembre y enero.

 Cañas, el último cantón en bajar a alerta amarilla

Por otro lado, tras el análisis de la evolución epidemiológica presentado por la Sala de Análisis de Situación Nacional, el Centro de Operaciones de Emergencias y la CNE tomaron la decisión de bajar el nivel de alerta a amarilla del cantón de Cañas, gracias a la disminución de su ocupación hospitalaria a 0.

Cañas era el último cantón en alerta naranja. De esta manera, por primera vez desde el 8 de marzo del 2020, el país completo se encuentra en alerta amarilla, sin ninguna localidad con alerta naranja.

El análisis de la Sala también muestra que si bien el nivel de riesgo es bajo en comparación a los niveles enfrentados en mayo y setiembre, durante la semana anterior el número de contagios creció en 31 cantones. Las localidades con mayor crecimiento fueron Vázquez de Coronado (+16), Puntarenas (+14), Santa Cruz (+11) y Siquirres (+10).