martes 17 de enero 2023

Alimentos se mantienen caros a pesar de baja en el dólar y en combustibles

Economistas explican las razones por las que los consumidores pagan más caro los alimentos que llegan a su mesa.

El tipo de cambio del dólar presentó el valor histórico más bajo desde mediados de 2020.

Los combustibles por su parte se mantienen en el mismo rango de precios que a principio del 2021.

A pesar de esto, los consumidores siguen pagando un alto precio por los alimentos.

Alimentos como el tomate, la cebolla y los huevos, presentaron mayor incremento en su precio, llegando hasta un 34% más alto.

Además, la leche, los cereales, los panes y el café aumentaron en un mínimo porcentaje su precio promedio.

¿Por qué se sigue pagando un alto precio por los alimentos?

Economistas entrevistados por NC Once coinciden en diversos motivos por los cuales se paga más por la comida.

Gerardo Corrales, economista, indicó que no todos los insumos y fertilizantes que vienen de Rusia han caído de precio como debería darse ante la baja del tipo de cambio.

Además, indicó que los intermediarios están obteniendo mayores ganancias con respecto al precio final.

Por su parte, Fernando Montero, economista de la Universidad Nacional, indicó que las tasas de interés subieron y por eso las cuotas que pagan los empresarios por sus préstamos.

Esto hace que esta cuota vaya añadida a los precios finales de los alimentos que los costarricenses consumen.

Empresarios del sector alimenticio argumentan que el precio de insumos internacionales todavía es alto, sumado a la incertidumbre mundial por la situación en China, Europa y Estados Unidos.

Costa Rica se convirtió en sexto país de la OCDE con el precio de la canasta básica más alto.