Cerrar
martes 13 de julio 2021

9.561 multas se realizaron en el primer semestre por no usar cinturón, casco o dispositivos para menores

La Policía de Tránsito recuerda a los conductores que no solo ellos deben utilizar el cinturón de seguridad, sino todos sus acompañantes.

En total, en los primeros 6 meses del año, 3.547 conductores recibieron una sanción de ¢111.000 por conducir sin utilizar el cinturón de seguridad. A otros 1.302 se les sancionó por permitir que alguno de sus acompañantes no lo llevara abrochado.

La Policía de Tránsito recuerda a los conductores que no solo ellos deben utilizar el cinturón de seguridad, sino todos sus acompañantes. “Existe una deformación informativa, respecto a que solo los que viajan en los asientos delanteros deben llevar el cinturón, cuando deben llevarlo puesto todos. Suele ocurrir que, si el carro es un poco estrecho, el que viaja en el asiento del centro de atrás, al ser habitualmente un cinturón sub abdominal, no se lo abroche y eso es ilegal y aumenta el riesgo de salir por parabrisas en caso de un accidente” acotó German Marín Sandí, director de la Policía de Tránsito.

En cuanto al no uso del casco, o llevarlo mal puesto, que implica una sanción idéntica a la del cinturón de seguridad, en el primer semestre del año 2.501 motociclistas recibieron la sanción por ello, mientras que 1.263 fueron multados por permitir esa conducta en su acompañante.

Con sanciones todavía más severas, de ¢221.000 y la acumulación de 4 puntos en la licencia, en los primeros 181 días del año la Policía de Tránsito sancionó a 948 conductores por llevar menores de 12 años y de menos de 145 cm de estatura sin el dispositivo de retención adecuado para ellos. Asimismo, 74 conductores de motocicleta recibieron la misma sanción por llevar niños de menos de 5 años de edad en ese vehículo, algo que es ilegal.

“Con el regreso del curso lectivo, esta semana, queremos llamar la atención de los padres de familia y de los adultos que tienen bajo su responsabilidad el traslado de menores, para que pongamos como prioridad la seguridad de esas personas indefensas y que confían en que nosotros, como adultos, los estamos protegiendo”, finalizó Marín Sandí.