Repretel Play

Repretel Play

Votá, Opiná y Decidí
Repretel Play

Repretel Play

Votá, Opiná y Decidí

Viernes, 8 de Septiembre de 2017 | 2:55 pm

Pinto le dijo a Marco Ureña que se arrepentía de haberlo llevado al Mundial

Pinto le dijo a Marco Ureña que se arrepentía de haberlo llevado al Mundial

En una entrevista hecha por Deportes Monumental a Marco Ureña, el delantero costarricense habló de su etapa con la camiseta de la Selección Nacional.

En 120 Minutos, Ureña recordó el trato con el colombiano Jorge Luis Pinto, el Mundial Brasil 2014 y el momento goleador con la Nacional.

¿Recuerda la crítica que se dio por la convocatoria al Mundial?

Tuve muchos problemas con los periodistas porque me despedazaron a nivel personal. Fui convocado en la lista de 27 jugadores y obviamente quería ir, no fue que me convoqué solo y mi familia se afectó mucho por todo lo que se dijo.

Recuerdo que muchos jugadores andaban bien, mi familia fue la más afectada. Fue una felicidad a medias, pero por otro lado era diferente. Luis Marín y Wanchope se involucraron mucho y pensaron que podía ayudar mucho

Yo había tenido un problema con Pinto y me habían castigado dos años de la Selección por un mal entendido. Me hicieron un juicio y lo gané, ellos se equivocaron con la fecha del boleto, tuvo que ir la Agencia de Viajes, en eso se aclaró el juicio. Pinto llegó con un correo electrónico con la fecha equivocada que le había dado la Fedefútbol, fue para el amistoso ante Venezuela en diciembre. Fui al Mundial, lo disfruté al máximo

Luego del castigo, ¿cómo fue el contacto con Pinto?

Tuvimos un partido ante Corea del Sur, en Los Ángeles. Tenía más de dos meses de vacaciones y no tenía en planes ir al Mundial, sabía que mis opciones eran nulas para ir al Mundial. Me llamó en enero para ir a entrenar, tenía tres kilos de más y la grasa por los aires

Me hicieron la medición de grasa, me dijo que, si en marzo no llegaba en buen nivel para el partido ante Paraguay, no me llevaba al Mundial. Tenía de enero a marzo para ponerme a tono, me hicieron las pruebas en la Universidad Nacional y las superé.

Quedé en la lista, realmente logré meterme en esa Selección para el Mundial.

¿Es cierto que Pinto le dijo que se arrepentía de llevarlo al Mundial?

Sí, realmente no voy a mentir y siempre he sido una persona sincera. Siempre que uno anda bien Dios lo premia.

Me acuerdo previo al partido ante Holanda, ese señor (Pinto) con la bipolaridad y todas las cosas que tenía. Había una regla que, si algún integrante comete un error, la multa es pagar un asado. Llegó al desayuno y preguntó, estaban Bryan Ruiz y Keylor Navas, ¿qué pasa cuando alguien se equivoca? Los compañeros respondieron que había que pagar un asado.

Entonces dijo: Marco paga la carne y el los vinos. Dijo que había cometido un gran error de llevarme al Mundial, lo repitió y me molesté mucho. Le dije que estaba super agradecido con él y los compañeros porque a pesar de ser de los últimos estaba disfrutando, le agradecí al frente de los compañeros y si estaba arrepentido que era problema de él.

Estaba Eduardo Li, me dijo que respetuoso para responder. Nunca entendí porque lo hizo

Estuvo cerca de anotar ante Holanda

Me quedó una opción clara, son cosas que uno no entiende de ese señor. Uno escucha algo y le entra por un oído y le sale por el otro. Fue una jugada similar al primer gol que anoté en Estados Unidos

Luego de la Copa Oro fue criticado, ¿cómo tomaba esos comentarios?

Yo creo que el proceso de tolerancia y aprender a hablar viene desde Rusia, viví muchas cosas difíciles que solo mi esposa sabe. Solo Dios me ayudó a sobrepasar esas cosas y en este momento de mi vida estoy disfrutando. Extrañaba lo que era sentirse jugador, ser parte de un equipo y lo estoy disfrutando tanto que las críticas no me afectan

¿Está disfrutando el fútbol actualmente?

Ahora que llegó esta oportunidad en la MLS, Dios siempre me pone caminos y siempre tiene la razón. Yo tenía dos años y medio de contrato y queríamos estabilidad por nuestros dos hijos.

Yo por ejemplo iba a la Selección, regresaba. Me hacía viajar 7 horas y no me ponía a jugar. Apareció esta oportunidad, le dije a mi esposa que la iba a tomar. Me dije que no iba a permitir que ningún técnico me tratara mal. La última experiencia con el técnico alemán fue para el cumpleaños de mis hijos.

Ellos cumplen años el 11 de diciembre, le dije al técnico que yo me iba para compartir con mis hijos. Era el primer cumpleaños de ellos, no todos los días un hijo cumple un año. Al día siguiente me dijo que no podía, le dije que cuando uno tiene hijos las prioridades cambian. Me dijo que no, que se hacían las cosas como él dice.

Le dije que me dolía en el alma, que primero está mi familia. Que no iba a asistir al día siguiente, le dije Feliz Navidad y Año Nuevo. Me dijo que si faltaba iba a tener consecuencias. Le ofrecí disculpas si le había faltado el respeto y me vine para Costa Rica.

Era un paso difícil el de la MLS, acá se juega buen fútbol. Todos los equipos están bien definidos, ahora estoy disfrutando al máximo. Tomé la decisión con mi corazón, no sé ni cuantos me van a pagar, les dije que necesitaba una cantidad para vivir. Quería jugar, estar cerca de la Selección y estoy recogiendo frutos de esa decisión.

Temas relacionados:

Noticias Recomendadas

+Noticias Repretel

televisión

¿Qué le pedirá Temo a su padre?

salud

¿Cuándo se trata de colesterol bueno y cuándo de malo?

nacionales

Suspenden vuelos de aeronaves pequeñas en el país por mal tiempo

televisión

Este será un capítulo lleno de emociones

sucesos

Vehículo cayó a guindo de 200 metros

nacionales

Herencias en orden: ¿Cómo y cuándo se puede heredar?

entretenimiento

Neymar presume encuentro con Rihanna en Instagram

sucesos

Camión quedó incrustado en casa

entretenimiento

Vicente Fernández reaparece cantándole a un niño tras polémica del "hígado gay"

nacionales

Hasta diez permisos se necesitan para construir una vivienda

internacional

Corrió para salvarse de un secuestro en Ecatepec: todo quedó registrado en video

nacionales

Niña de 2 años con 13 padecimientos necesita de su solidaridad