Lunes, 19 de Marzo de 2018 | 10:21 am

(Video) Delantero fracturó brutalmente a un defensor y solo recibió amarilla

El delantero fue con todo y no midió el planchazo sobre su rival.
(Video) Delantero fracturó brutalmente a un defensor y solo recibió amarilla

El delantero del Vasco da Gama, Rildo, fue a la lucha de un balón dividido y terminó quebrando a su rival tras un descomunal planchazo que solo fue castigado con una amarilla. El suceso causó polémica en YouTube.

La decisión del árbitro del encuentro desató la furia de los compañeros del mediocampista del Botafogo, Joao Paulo, quien cayó rendido y con la pierna rota tras el choque, como muestran las imágenes de YouTube.

El video de YouTube también muestras cómo Joao Paulo fue trasladado rápidamente en una ambulancia hacia el hospital más cercano. Se espera un comunicado oficial del Botafogo informando oficialmente el alcance de la lesión del jugador.

El clip ha generado la molestia de miles de usuarios en YouTube, quienes creen que el delantero del Vasco da Gama fue irresponsable al poner la pierna cuando veía la llegada de su rival.

Temas relacionados:

Noticias Recomendadas

+Noticias Repretel

fútbol nacional

Wanchope será nuevo técnico del Cartaginés

nacionales

Oficial de tránsito espera justicia luego de ser agredido

nacionales

Crucitas se tiñó de sangre y fuego

internacional

Daniel Ortega llama a los nicaragüenses a cuidar la paz

nacionales

Tráfico fue agredido por conductor luego de intentar decomisarle las placas

nacionales

Ministerio de Seguridad reforzará vigilancia en fronteras

nacionales

Cancillería aconsejó a los costarricenses no viajar a Nicaragua

internacional

Barrios de Managua reflejan como se viven los enfrentamientos entre manifestantes y la policía

internacional

Basura y cenizas, así lució Managua este sábado

nacionales

TransNica suspende viajes hacia y desde Nicaragua

entretenimiento

La misteriosa nueva cuenta en Instagram de Rihanna que intriga a sus seguidores

fútbol internacional

El emotivo abrazo de Lionel Messi y Andrés Iniesta tras convertir uno de sus últimos goles con el Barcelona