Domingo, 19 de Noviembre de 2017 | 8:04 pm

Vecinos de la mujer asesinada aseguran que le pidió el divorcio a su pareja

Una mujer de 44 años murió y su pareja es el principal sospechoso.

Ahí murió Kattia Vargas, una mujer de 44 años y como sospechoso figura su esposo un hombre de apellido Corella.

El crimen ocurrió a la 1:30pm Cedral en el lugar conocido como calle Lucka.

Según allegados a la víctima la Kattia tenía muchos problemas con el hombre y esto pudo provocar el trágico final.

De acuerdo con sus versiones, la mujer le había pedido el divorcio varias veces, pero este se negaba a dárselo lo que generaba conflictos

Vargas trabajaba en el área del tac del hospital de San Carlos.

Y tenía más de 20 años de estar ahí.

El esposo fue misceláneo en el hospital donde se conocieron. Según supo la policía, ella trabajo hasta las 6 de la mañana, los vecinos vieron al

hombre salir con los hijos y dijo que su esposa estaba durmiendo

Tras varias horas, a ellos les extraño que la mujer no saliera, por lo que llamaron a la policía.

Cuando esta ingreso encontraron el cuerpo de la mujer

La policía inicio un rastreo del hombre y dio con él a las 3 de la tarde en el parque de Ciudad Quesada.
 

Temas relacionados:

Noticias Recomendadas

+Noticias Repretel

nacionales

Piden 40 años de cárcel para ex magistrado

nacionales

Casas sin techos y comunidades sin accesos

sucesos

Sujetos llevaban dos muertos en microbús

fútbol nacional

90 minutos por la vida será el 3 de enero

nacionales

Probabilidad de ganar el Gordo Navideño es de 1 en 100 mil

nacionales

Casas sin techo y comunidades sin acceso por frente frío

fútbol nacional

Hernán Medford explota 'Fue penal, advierto para que no me vuelva a pasar esto acá'

nacionales

Trabajadores batallan contra el frío

fútbol nacional

Así se definirá al campeón de la cuadrangular final

fútbol internacional

(Vídeo) Independiente celebró bañando con agua e hidratante a un periodista

variedades

¡El arte de las sombrillas en Alajuela!

variedades

¡El Santa Claus de Los Ángeles de Heredia!