Donativos para maratónica: Yo Nací en este País.  Corte: ¢342,214,970.16

Donativos para maratónica: Yo Nací en este País. Corte: ¢342,214,970.16

Done acá
Donativos para maratónica: Yo Nací en este País.  Corte: ¢342,214,970.16

Donativos para maratónica: Yo Nací en este País. Corte: ¢342,214,970.16

Done acá

Lunes, 14 de Noviembre de 2016 | 9:19 am

Mujer encontró la manera de aliviar el dolor de su esposo incluso después de muerta

Mujer encontró la manera de aliviar el dolor de su esposo incluso después de muerta

A los dos días de que ella falleció, el marido encontró algo que le dio esperanza de que se volverían a reunir. 

Jimmy y Billie Breland eran uno de esos matrimonios que todos los enamorados sueñan formar. Esta pareja de Mississippi, Estados Unidos, se casó cuando ambos aún eran unos jovencitos y estuvieron juntos durante largos 60 años, conformando una bella familia que luego completaron hijos y nietos.

Ambos además eran unos reconocidos personajes en todo el estado. Ella fue maestra de escuela pública y él fue ministro bautista de estudiantes  en una universidad local durante cuarenta años y predicó en casi todas las iglesias de Mississippi. Una publicación de Upsocl consigna que no había casi nadie en la ciudad que no haya sido instruido por ellos.

cliff-sims-435-600x799-2

Los años como maestra llegaron a su fin, pero Billie encontró en la jardinería un pasatiempo para disfrutar del retiro. Lamentablemente ella enfermó. Primero fue su memoria a corto plazo, que se fue desvaneciendo con el paso del tiempo, lo que empeoró cuando debió ser sometida a una cirugía después de sufrir una caída.

A menudo estaba confundida, incluso teniendo problemas para reconocer a amigos de toda la vida. Ella también comenzó a experimentar ocasionalmente desmayos que los doctores llamaron "síncope". Jimmy se quedó a su lado en el hospital cada día, tal como lo había hecho durante las seis décadas que estuvieron casados, hasta la noche que ella murió, a la edad de 83 años.

casal2-600x623-2

En su blog, uno de los nietos  del matrimonio, llamado Cliff Sims, dijo que aunque la familia estaba tranquila porque su abuela había tenido una buena vida, fue imposible evitar pensar en su abuelo Jimmy, quien desde ese momento tendría que luchar con la pérdida de su compañera de 60 años.

Pero siendo una mujer tan considerada, y sobre todo con sus seres queridos, Billie encontró una manera de aliviar el dolor de su marido incluso después de su muerte. Ella fue una ávida escritora de notas, en las que solía redactar sucesos graciosos o citas que quería recordar, incluso cada foto de la pared de su casa estaba meticulosamente documentada.

Screen-Shot-2016-11-07-at-3-600x404-2

Dos días después de la muerte de su mujer, Jimmy encontró una de estas notas en la cartera de ella. Pero no tenía escrito un suceso gracioso ni una cita, sino que era un mensaje dirigido a él, en el que logró resumir la esperanza y tranquilidad de saber que se volverían a encontrar.

o-NOTE-570-600x449-600x448-2

"¡Por favor no llores porque morí!,

¡Sonríe porque viví!,

¡Sé que estoy en el lugar feliz!

¡Sé que nos volveremos a encontrar!

¡Te veo allá!"
Sin duda, un gran consuelo para Jimmy y también para la familia, como da cuenta la historia que compartió Cliff, el nieto de ambos.
 
Fotos: Cliff Sims - Facebook


pixel

Noticias Recomendadas

+Noticias Repretel

fútbol internacional

Edinson Cavani reavivó la polémica con Neymar

fútbol internacional

Prensa española elogia actuación de Keylor Navas

sucesos

Tres locales consumidos por el fuego en Paquera

tecnología

Cómo descubrir si la ubicación que te han enviado por WhatsApp es falsa

sucesos

Joven baleado en Desamparados se encuentra grave

sucesos

Carro colisionó contra el tren en Tibás

sucesos

Capturan a autores de balacera en Cocorí

tecnología

WhatsApp empieza a activar la ubicación en tiempo real

sucesos

Menor grave tras ser víctima de atropello

sucesos

Cámaras captan robo de bicicleta

sucesos

Balean a joven para robarle su celular

nacionales

Reparaciones menores ya no necesitarán permisos