Viernes, 13 de Octubre de 2017 | 6:15 am

Ascienden a 31 los muertos por los incendios en California

Tras varios días de miedo, tensión y complicada lucha contra las llamas, los bomberos han conseguido pequeños y lentos avances
Ascienden a 31 los muertos por los incendios en California

Al menos 31 personas han muerto por los devastadores fuegos del norte de California, unos incendios que se sitúan ya entre los más mortíferos en la historia californiana, según la última actualización ofrecida por el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del estado.

En una rueda de prensa ofrecida este jueves, el alguacil del condado de Sonoma, Robert Giordano, detalló que solo en su territorio han encontrado 17 cadáveres, de los cuales 10 han sido identificados y correspondían a personas tienen entre 57 y 95 años.

El oficial especificó las dificultades que entraña la identificación de los fallecidos, ya que, mientras algunos de los restos humanos que han encontrado estaban "intactos", otros son "meramente cenizas y huesos".

De la misma forma, Giordano informó que han recibido reportes de 1.100 personas desaparecidas, de las cuales han localizado sanas y salvas a 745.

Las autoridades han puntualizado que estas cifras pueden resultar confusas porque consideran que no se ha comunicado aún que algunas de esas personas desaparecidas hayan sido halladas.

También creen que hay otras que se encuentran fuera de peligro, pero que aún no han podido contactar con sus seres queridos.

Tras varios días de miedo, tensión y complicada lucha contra las llamas, los bomberos y servicios de emergencia han conseguido pequeños y lentos avances contra la veintena de incendios que continúan activos, dispersos en diferentes zonas y variados en cuanto a su extensión, que han arrasado, en total, más de 77.000 hectáreas.

Uno de los focos más preocupantes es el de Tubbs, que en las últimas horas creció hasta alcanzar una superficie calcinada cercana a las 14.000 hectáreas en el condado de Napa.

Sin embargo, el fuego de Tubbs también es un motivo de esperanza y ánimo para los bomberos, ya que las autoridades aseguraron a primera hora de la mañana de hoy que este incendio se encuentra controlado al 10%.

El más grande de todos los que permanecen activos es el de Atlas, en los condados de Napa y Solano, que, no obstante, en las últimas 24 horas se ha mantenido relativamente estable en torno a las cerca de 18.000 hectáreas arrasadas y con el fuego controlado al 3%.

Hasta el miércoles, al menos 3.500 edificios habían sido destruidos por las llamas, incluyendo viviendas y comercios, y más de 20.000 personas habían sido evacuadas como medida de precaución.

Conforme los cuerpos de emergencia se adentren en el terreno calcinado, donde barrios enteros han quedado en ruinas, se teme que pueda aumentar la cifra de víctimas mortales.

Los condados de Sonoma y Napa, conocidos mundialmente por ser un territorio de viñedos que produce un vino de gran calidad, son dos de las zonas más afectadas.

El fuego llegó a alcanzar algunas áreas de Santa Rosa, una ciudad de 175.000 habitantes que está situada a unos 90 kilómetros al norte de San Francisco.

Temas relacionados:

Noticias Recomendadas

+Noticias Repretel

nacionales

162 lapas rojas nacieron en cautiverio en la Península de Nicoya

tecnología

Ministerio de Ciencia y Tecnología abrirá nuevos centros inteligentes en todo el país

salud

Tecnología facilita las operaciones en el hospital de Heredia

salud

Andrés y André superaron operaciones a corazón abierto

salud

600 niños son diagnosticados con problemas de corazón al año

sucesos

50% de los incendios se dan por daños en las instalaciones eléctricas

sucesos

Hombre que utilizó a un niño para robar sigue en libertad

nota positiva

Hombre se volvió indispensable en búsquedas o rescates en las montañas del Zurquí

nacionales

Aumento de la indigencia genera más robos y hurtos en Alajuela

sucesos

Choque dejó un muerto y varias personas heridas en la ruta 27

sucesos

Vecinos de Tres Ríos se sienten inseguros por balaceras

sucesos

Asesinan a hombre que viajaba en un taxi pirata acompañado por su hija de tres años